El historiador Gabriel Gorodetsky edita para el público de España una versión

del valioso diario de Iván Maiski, embajador de Stalin en Londres durante la

Segunda Guerra Mundial, un testimonio privilegiado y único. Jordi Amat,

Culturas (La Vanguardia). Fascinante diario político del embajador soviético en Londres entre 1932 y 1943. Diario de la diplomacia en un periodo particularmente convulso de la historia europea, editado por el historiador más acreditado en la investigación de este periodo, Gabriel Gorodetsky. José Ángel López, Quién lo diría, Winston Churchill recibió una noche bastante ebrio al embajador soviético, pero el primer ministro británico no dejó constancia de esta o de sus muchas otras reuniones. Iván Maiski sí lo hizo, desafiando el terror estalinista que fusilaba y deportaba a los caídos en desgracia, motivo por el cual “nadie en una posición como la suya escribía nada”, señala el historiador israelí Gabriel Gorodetsky, experto en la Unión Soviética, quien halló por casualidad en los archivos rusos un diario único y monumental que le ha llevado quince años de investigación. Entrevista de Félix Flores a Gabriel Gorodetsky (La Vanguardia). Los rusos conocen el trabajo de Maiski? Maiski fue olvidado. Por supuesto, los diplomáticos saben de él. Pero, es curioso, el hecho de que encontrara su diario lo revivió porque la ley rusa prohíbe publicar documentos importantes en Occidente antes que en Rusia. Así que tuve que conseguir la publicación del diario en Rusia. Hubo un revival y en la residencia del embajador ruso en Londres han puesto una placa, se ha convertido en un símbolo. Hay que recordar que en la posguerra fue persona non grata por haber sido menchevique y combatido a los bolcheviques. Eso y el hecho de ser medio judío fue siempre una mancha. Todos reconocen que fue un diplomático extraordinario pero no la persona de la que harías una figura. Fragmento de la entrevista de Félix Flores a Gabriel Gorodetsky (La Vanguardia) defendía el apoyo a la República Española, la causa quizá que más conmovió a ese viejo revolucionario convertido en exquisito diplomático, pero tuvo que tragar con la política de no intervención. Su mayor aliado contra el apaciguamiento, Churchill, acabó convertido en un furibundo anticomunista en la posguerra. Y cada una de esas gestiones iba quedando registrada en un diario, lleno de confidencias sobre actores de primer orden de la política internacional, especialmente del Churchill más íntimo y real, que guardaba en una caja fuerte." Fragmento de la entrevista Ernest Alós a Gabriel Gorodetsky (El Periódico). En El cuaderno secreto de Iván Maiski descubrimos la complejidad, la dualidad y la ambigüedad de una época que la historia ha definido siempre a partir del enfrentamiento de dos bloques perfectamente definidos y compactos. Maiski se desvela como un gran narrador que nos acerca a la intimidad de figuras destacadas como Churchill, con quien solía compartir conversaciones que más tarde el primer ministro inglés se empeñaría en esconder. Analista perspicaz, fue un ferviente defensor de la intervención rusa en la Guerra Civil española a favor del bando republicano, en cuya derrota vio el “principio del fin”. Fragmento de la entrevista de Guiomar Huguet a Gabriel Gorodetsky (National Geographic Historia).

"El dietari personal d’Ivan Maiski, l’ambaixador soviètic a Londres entre els crucials anys de 1932 i 1943, és un document històric i humà excepcional. Editat i prologat per l’historiador Gabriel Gorodetsky,
RBA-Libros n’ha publicat una versió abreujada ambel títol ‘El cuaderno secreto. Embajador soviético en
Londres’. Amb vora mil pàgines, és un volum monumental i imprescindible."

El Temps

Interview in El Punt Avuni, 25/10/71      

Argentina

"Confessiones de un maestro de la Supervivencia"          

Clarin   

"Todos piensan que Rusia sigue con la lógica de la Guerra Fría, pero no es así. A partir de hallazgo del diario de un diplomático soviético en Londres durante la Segunda Guerra, el historiador israelí devela aspectos insospechados de la alta diplomacia y de la tierra de Putin".

La Nacion